Seo para tu Pequeña Empresa

Posicionamiento SEO

La importancia de hacer SEO para tu Pequeña Empresa

Un buen posicionamiento SEO para tu pequeña empresa en internet puede ser el factor diferencial frente a la competencia. Ten en cuenta que la mayoría de los usuarios de internet comienzan a buscar un producto o servicio realizando una búsqueda en buscadores como Google, Yahoo o Bing, que son los más extendidos en España. Debes comenzar cuanto antes para adecuarte a los tiempos que corren y lograr estar en los primeros puestos de los principales buscadores, ya que el que se posiciona primero es “preferido” por los buscadores a la hora de posicionar tu web.

Posicionamiento SEO

Hacer SEO (Search Engine Optimization) es facilitar a los robots de los buscadores la labor de indexar el contenido de tu página web, para hacer llegar al usuario aquello que realmente está buscando, posicionándola por tanto en los primeros puestos del SERP.

El SERP es la página de resultados que muestra el buscador. Si no logramos colocar nuestro sitio web en los 30 primeros resultados del SERP, prácticamente tendremos una web invisible para los usuarios en buscadores.

SEO frente a SEM

A diferencia del SEO, el SEM (Search Engine Marketing) o Marketing de Buscadores te coloca directamente en los primeros puestos del SERP, a costa de pujar en una subasta por cada palabra clave. No tiene mayor misterio: el que paga más estará en las primeras posiciones de los buscadores. Dependerá de la competencia que el coste sea más o menos elevado. Pero, si no tienes excesiva competencia, ¿por qué pagar más por algo que puedes posicionar de forma natural con SEO? Todo depende de las necesidades de tu negocio. En ocasiones será aconsejable una u otra opción. Puedes saber más acerca de esta elección en este link.

Relevancia y Popularidad

Además de facilitar la indexación del contenido de tu web a los buscadores, debemos convencerles de que tiene una cierta relevancia respecto a las palabras clave que introduce el usuario en el buscador. Por esto mismo lo más importante en una página web es que tenga un contenido relevante y de calidad, que satisfaga al usuario en los términos de búsqueda introducidos. De nada sirve engañar a Google con páginas que no responden en absoluto al patrón de búsqueda.
Otro factor que tienen muy en cuenta los buscadores es la popularidad del sitio web. Cuantos más enlaces de otras páginas apunten a tu sitio, más popular es, mayor número de recomendaciones tiene y, por tanto, más atractivo es para los buscadores. La popularidad se mide por lo que se conoce como Pagerank, que depende principalmente de los enlaces entrantes.

Indexabilidad, Usabilidad, Accesabilidad y Compatibilidad

Lo ideal antes de comenzar a plantear la estructura de una página web es tener claro los objetivos que deseamos obtener de ella. Un error que se suele cometer es realizar un diseño espectacular de la página por un lado, y pretender después posicionarla para palabras claves para las cuales no está optimizada. La página puede carecer de usabilidad y accesibilidad, dejando de ser atractiva para el usuario, o tener dificultades de indexación debido a la programación en lenguajes como Flash, Javascript, o Ajax, realizada sin tener en cuenta la opinión de un consultor SEO. La creación de un sitio nuevo debe estar preparada de antemano para su posicionamiento, ya que la variación posterior del diseño puede ser muy costosa y laboriosa, incluso a veces no factible.

Analítica Web

Otro punto imprescindible es la analítica web, que es lo que nos permite saber en qué grado estamos alcanzando los objetivos de posicionamiento planteados. Google Analytics es una herramienta imprescindible para poder medir lo que estamos haciendo y también para mejorar nuestro posicionamiento en base a las búsquedas y seguimiento de los usuarios que acceden a nuestra web, incrementando en la medida de lo posible nuestro ROI (retorno de la inversión).
Cabe destacar la diferenciación de una campaña SEO con la que se pueda hacer de forma paralela con otras técnicas de marketing como SEM, televisión, radio, folletos… etc., o clientes que  acceden a la web con busquedas que denotan el conocimiento previo de la marca o “branding” a partir de otros medios de comunicación. Es importante saber diferenciar este tipo de usuarios de los que normalmente nos interesan: los  procedentes de tráfico orgánico puro, sin conocimiento previo de la marca o dominio de tu empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *